TERRAPLENES

Como observamos en la imagen, es una disposición para contener un terraplén de gran altura desde la base, debiendo colocar la línea de MC sobre una capa de regularización de material granular de machaqueo para conseguir aumentar el rozamiento y mejorar el drenaje.

Las piezas reciben una carga importante que transmiten al soporte el cual ha de tener la suficiente capacidad portante para absorberlo. Si no fuera el caso, habría que mejorarlo colocando una subbase de zahorra, escollera, etc.

En casos extremos con mucha carga vertical y débil base podemos usar hormigón, pilotes, etc.

Conexiones entre piezas

Es importante realizar las pertinentes conexiones entre las piezas por los costados sobre todo para hacer frente a las acciones extraordinarias focalizadas en una zona concreta:

  • De esta manera el bulbo de presiones que se presenta en la citada zona está sometido a un reparto o “laminado” por la línea de MC interconectados que reduce de forma determinante la presión final actuante sobre el soporte.
  • Asegurando que el citado soporte resiste la tensión vertical una vez distribuida la carga, el MC está sujeto, y genera tierras arriba en el terraplén una fijación que se traduce en el aumento del factor de seguridad en todos los puntos del mismo.
Fijar un terraplén

Fijamos un terraplén disponiendo una o varias líneas conectadas en vertical entre ellas en la base del mismo y añadiendo o no otra línea a media altura. El cálculo determina en cada caso la opción más oportuna.

Un terraplén fijado tiene deformaciones controladas. De esta forma, aseguramos el mantenimiento en una vía con el paso del tiempo de la rasante matemática inicial, lo que incide directamente en la conservación de los niveles de seguridad  y comodidad en la citada vía, propiciando además un ahorro significativo en costes de mantenimiento.

Lo expresado en el párrafo anterior cobra si cabe más relevancia cuando la rasante de la vía o explanada cuenta con márgenes muy estrechos para sus movimientos (ejemplo: en canales, ferrocarriles, cimentaciones de precisión, etc).

Conexiones entre piezas

Es importante realizar las pertinentes conexiones entre las piezas por los costados sobre todo para hacer frente a las acciones extraordinarias focalizadas en una zona concreta:

  • De esta manera el bulbo de presiones que se presenta en la citada zona está sometido a un reparto o “laminado” por la línea de MC interconectados que reduce de forma determinante la presión final actuante sobre el soporte.
  • Asegurando que el citado soporte resiste la tensión vertical una vez distribuida la carga, el MC está sujeto, y genera tierras arriba en el terraplén una fijación que se traduce en el aumento del factor de seguridad en todos los puntos del mismo.
Fijar un terraplén

Fijamos un terraplén disponiendo una o varias líneas conectadas en vertical entre ellas en la base del mismo y añadiendo o no otra línea a media altura. El cálculo determina en cada caso la opción más oportuna.

Un terraplén fijado tiene deformaciones controladas. De esta forma, aseguramos el mantenimiento en una vía con el paso del tiempo de la rasante matemática inicial, lo que incide directamente en la conservación de los niveles de seguridad  y comodidad en la citada vía, propiciando además un ahorro significativo en costes de mantenimiento.

Lo expresado en el párrafo anterior cobra si cabe más relevancia cuando la rasante de la vía o explanada cuenta con márgenes muy estrechos para sus movimientos (ejemplo: en canales, ferrocarriles, cimentaciones de precisión, etc).

Compartir