¿CÓMO FUNCIONA?

                         Funcionamiento de Muro de contención

El Módulo de Contención funciona de la manera siguiente:

Si colocamos una línea de piezas sobre una explanada y comenzamos a extender tongadas de relleno sobre ella, cuando tengamos dispuestas varias capas estaremos a la altura del muro de contención vertical y continuamos extendiendo relleno con un determinado talud que tendrá su pie en la parte superior del citado muro, hasta que se alcance una determinada altura.

En la figura adjunta se ilustra la exposición:

  • Mientras más altura de relleno tenemos más carga vertical toma el Muro de Contención y más empuje horizontal actúa sobre la parte interna del muro.
  • Si por la acción de este empuje la pieza intenta moverse, se moviliza una fuerza de rozamiento en el contacto entre la pieza y su soporte para contrarrestarla.
  • Dicha fuerza de rozamiento será proporcional a la carga vertical que actúa sobre el MC y el peso de la pieza se suma a las fuerzas estabilizadoras.

En cierto sentido, podemos decir que el funcionamiento del MC es automático pues aguanta un mayor empuje mientras más recibe. Eso sí, mientras mayor es el empuje, que viene dado por la altura de relleno actuante, también serán mayores los esfuerzos que sufrirá internamente la pieza: Momento Flector, Esfuerzo Cortante y Esfuerzo Axil  y por este motivo se hacen con espesores crecientes con la altura de relleno.

Podríamos definir o encuadrar los MC como elementos que cuando se autocargan por la actuación de un terreno sobre ellos funcionan de forma parecida a un muro de gravedad.

  • La diferencia básica es que el peso de los MC depende de la altura de tierras, talud, etc., siendo variable.
  • El MC  tiene una función intermediadora, como receptor de fuerzas derivadas de la sujeción del terreno y trasmisor de estas al soporte el cual ha de estar preparado para absorberlas.
  • En definitiva, el MC proporciona una acción conjunta completa y fijadora en la zona donde actúa.

LA ESENCIA DE SU FUNCIONAMIENTO

Si conseguimos el equilibrio de una alineación de MC, éstos no se moverán y esta fijación transmitirá tierras arriba una componente estabilizadora en el conjunto del terreno soportado (terraplén, desmonte, etc.) que se traducirá en un aumento significativo del coeficiente de seguridad ante el deslizamiento en cualquier parte del terreno contenido.

Además, hay que reseñar que debido al confinamiento al que se someten las tierras con el uso de los MC se obtienen dos ventajas importantes:

  • Durante la ejecución se adquiere más compactación con menos energía aplicada.
  • Mejor comportamiento ante las cargas dinámicas ocasionadas por el tráfico y las vibraciones (tráfico ferroviario, etc.).

Los módulos se pueden agrupar de diversas formas dependiendo del tipo de solución buscado para cada problema:

  • Adosados lateralmente por sus costados.
  • Uno encima de otro para conformar un muro de gran altura.
  • Enfrentados dos a dos.
  • En taludes escalonados, etc.

El drenaje del agua infiltrada en el suelo se realiza por las juntas entre MC y por los mechinales dispuestos en las caras horizontal y vertical, cubriendo estos elementos con un geotextil drenante para evitar el escape del material. Además, las piezas se apoyan sobre una capa de regularización de material filtrante que desvía las líneas de corriente hacia la zona inferior.

En lo expuesto hasta ahora hemos considerado el trabajo del MC en 2D teniendo presentes las fuerzas actuantes en una sección transversal y pensando en acciones permanentes.

Si hablamos de problemas en 3D y comentando a priori  que en este caso la unión entre MC es importante: en situaciones extraordinarias la tensión vertical que transmite el terreno se presenta en la práctica actuando según bulbos localizados, siendo necesario laminar éstos y para ello es preceptivo que los MC estén conectados entre sí por el costado, para así repartir en más superficie las fuerzas actuantes.

Este hecho posibilita que el citado bulbo de presiones se transmita al soporte de una manera mucho más suave y en definitiva con unas tensiones más bajas que el citado soporte ya será capaz de aguantar.

Por otra parte, y hablando con generalidad diremos que el Muro de Contención puede tener un uso muy diverso y versátil como elemento que aporta contención y estabilidad en obra civil: terraplenes, desmontes, ensanches de vías, muros abancalados, muros verticales, corrección de deslizamientos, aumento de la capacidad portante, construcción de presas, diques rompeolas, excavaciones bajo rasante con piezas especiales para “hinca”, etc.

Compartir